Volvemos con una entrada sobre un estudio clínico MIS que explora los atributos de nuestras soluciones. En esta ocasión, veremos una evaluación histológica de 2020 de la osteoconducción de una superficie tratada con chorro de arena y grabado ácido en hueso tipo IV.

Para empezar, recordemos que los implantes dentales de superficie mecanizada instalados en hueso tipo IV con densidad deficiente tienen un mayor riesgo de fracaso que los que se ponen en un hueso de calidad normal o densa. En contraste, hay indicios de que los implantes tratados con chorro de arena y grabado ácido (SAE, por su sigla en inglés) colocados en entornos de calidad ósea deficiente presentan menor riesgo de fracaso.

En este contexto, la información histológica sobre la capacidad de osteoconducción de implantes SAE de aleación de titanio en casos de densidad ósea reducida en humanos es escasa.

Generalidades del estudio clínico MIS

La investigación se hizo en cuatro pacientes listos para recibir implantes dentales C1 de MIS para soportar prótesis de arco completo. Cada paciente recibió además dos implantes personalizados (V3 de MIS) para ser recogidos después del periodo de sanación. En total, se colocaron cuatro implantes en la mandíbula y el maxilar.

Despúes de seis meses, los implantes se retiraron junto con el hueso circundante. Seguidamente, se prepararon los cortes histológicos descalcificados. El entorno óseo de cada implante se evaluó para seleccionar las secciones de hueso tipo IV:

  • El lado vestibular y el lado palatino de dos implantes maxilares.
  • Lado palatino de otro implante maxilar.
  • Lado vestibular de un implante mandibular.

Se midió el índice BIC (contacto de implante y hueso) en todos las secciones. Posteriormente, se midió el BIC esperado inicialmente (IE-BIC) de acuerdo con lo postulado por Trisi y sus pares en 2002. Se definió como el porcentaje de contacto óseo que interceptó la superficie del implante en cada lado.

Resultados

El BIC medio de los seis lados en contacto con el hueso tipo IV de densidad deficiente fue 62.5±10.6% (min 45.4% – max 77.1%). El IE-BIC medio fue 33.1±4.4% (min 26.5% – max 40.9%). Así el BIC fue superior al IE-BIC, de modo que la superficie SAE de aleación de titanio puede considerarse osteoconductora.

El radio de BIC/IE-BIC fue 1.81±0.38. El BIC de cada uno de los seis lados examinados fue más alto que el IE-BIC correspondiente. Varió entre +33% y +151%.

Conclusiones del estudio clínico MIS

Este número limitado de muestras de histología humana documenta por primera vez que la superficie SAE de aleación de titanio en un implante dental no es neutra respecto del hueso, sino osteoconductiva cuando se instala en un entorno de densidad ósea deficiente en humanos.

Esto puede explicar el comportamiento clínico predecible de este tipo de implantes en el área posterior de la maxila.

Este estudio clínico MIS fue presentado en el Congreso 29 de la Asociación Europea de Osteointegración. Este evento se llevó a cabo en Berlín, Alemania, en octubre de 2020.

Visita nuestro blog para seguir conociendo estas investigaciones de manera directa y sencilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *